mensajes de navidad

Si en el mundo hay una persona que siempre está dispuesta a echarte una mano, sin importar para qué sea y sin cuestionarte si lo que estás haciendo está bien o mal, esa persona es tu abuelo. Es por eso que en esta ocasión te presentamos este pequeño pero muy significativo mensaje de navidad que puedes dedicarle a tu querido abuelo...

Abuelo, mientras te escribo esta carta no puedo dejar de pensar en todos los momentos que hemos pasado juntos  en todas las veces que has estado conmigo cuando más necesitaba a alguien. No importa lo que yo estaba haciendo, las cosas que estaba diciendo ni tampoco lo que estaba viendo, tú siempre te acercabas a preguntarme si estaba bien y si no me podía ayudar en algo.

Aún recuerdo cuando estaba teniendo dificultades con mi tarea de matemáticas y tú te diste cuenta, te acercaste y me preguntaste si podías ayudarme, incluso cuando desde hace años no has hecho una suma. En su momento solo me reír pero ahora me doy cuenta de lo mucho que eso significó para mí, de lo importante que era contar con alguien como tú a mi lado.

También estoy muy consciente de que si mi mamá es la persona que es en este momento es gracias a la forma en la que la criaste y a las cosas que le enseñaste cuando ella era niña, por lo tanto la forma en la que ella me crió tiene mucho que ver con lo que tú le enseñaste. Muchas gracias por eso.

Aunque esta navidad estaremos lejos y no podremos compartir un momento como en los viejos tiempos, recuerda que te llevo siempre en mi mente y en mi corazón y pensar en ti hará que pase una feliz navidad y próspero año nuevo. Lo mismo deseo para ti abuelito, te quiero con todo el corazón.


Hola hermana, como tu ya sabrás nunca he sido muy bueno con las palabras, siempre me ha costado expresar lo que siento y nunca me he sentido cómodo hablando de sentimientos y de cosas amorosas. Pero en esta ocasión, solo porque es navidad y tú eres mi hermana consentida haré una excepción y te diré ciertas cosas que de no ser así me llevaría a la tumba.

Te recuerdas cuando éramos pequeños y como debajo del árbol de navidad estaban nuestros regalos y no podíamos esperar a que fueran las doce de la noche para abrirlos, recuerdas como en una de esas navidades a mí me toco el mejor regalo y tú solo recibiste una muñeca y me viste con cara de tristeza. Bueno, en ese momento lo único que me dieron ganas de hacer era abrazarte, darte un beso y regalarte mi juguete. Allí fue donde me di cuenta que como a pesar de que a veces peleáramos, a pesar de que habían días en que no nos podíamos ni ver, la verdad era que te quería y que eras muy importante para mí.

Los días, los meses y los años pasaron y afortunadamente con el paso del tiempo solo nos volvimos más unidos y aunque ahora ya no estemos juntos las cosas que pasamos juntos y los días felices a tu lado los llevo muy guardados en mi corazón y nunca lo olvidaré. Porque tú fuiste la primera persona con la que pude ser plenamente yo y quien de verdad me quiso por quien yo era y me acompañaba en todas mis locuras.

Te quiero mucho hermanita linda, te deseo una feliz navidad y un próspero año nuevo y espero que este pequeño mensaje de navidad haya sido suficiente para que comprendas lo importante que eres para mí y lo mucho que te adoro.

Queridos compañeros, navidad está cada vez más cerca y como hemos platicado en numerosas ocasiones, todos estamos ansiosos porque llegue ese día para poder disfrutar de un momento de calidad con nuestras familias y por fin descansar de este trabajo, que sin ustedes, sería aburrido.

Aunque como ya todos sabrán, no soy muy bueno hablando y prefiero darle la palabra a alguien más, esta vez si quiere aprovechar esta oportunidad para escribir esta carta en donde quiero agradecerles por hacer de este último año en el trabajo, un año de alegría y felicidad. Porque aunque era la nueva persona aquí, ustedes rápidamente me aceptaron uno más y no importa que les esté preguntando, siempre están dispuestos a brindarme una mano de ser necesario y a corregirme de una manera atenta y amable cuando me equivoco.

Por lo tanto en estas fiestas, no puedo hacer más que desearles Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo, esperando que el año entrante les traiga más bendiciones a ustedes y cada una de sus familias. Espero que la pasen bien al lado de los seres que aman y que el próximo año podamos seguir trabajando juntos y en armonía como lo hemos venido haciendo hasta ahorita.

Gracias porque sin ustedes, mis días en la oficina serían solamente días en la oficina. Ustedes son la pieza que hace mi rompecabezas más entretenido.
La navidad es quizás uno de los mejores momentos del año, en donde tenemos la oportunidad de hacer cosas que no hemos hecho antes y de compartir momentos con gente que normalmente no vemos en otras circunstancias. Compartir mensajes de navidad, enviar cartas de felicitación, entregar regalos y comer hasta engordar son algunas de las cosas que hacen estas fechas tan especiales.

Sin embargo, algunos no entienden el verdadero significado de la navidad y en cambio la ven como una oportunidad para no ir a trabajar, para dormir más, para beber hasta alcoholizarse y para faltar al trabajo con justificación. Esta es una de las tradiciones más antiguas y quizás más hermosas que puede haber, es por eso que tenemos que rescatar sus verdaderos valores y regresar a la vida a la tradición.

Es por eso que hoy te queremos hacer una propuesta un tanto diferente, te queremos dejar con 5 cosas que deberían de ser tus propósitos para esta navidad...



Pasar más tiempo con tu familia

Lo más importante que tenemos en el mundo es nuestra familia, porque ellos son los únicos que estarán allí para nosotros sin esperar nada a cambio y sin exigir nada. Sin embargo, debido a que tenemos una amplia lista de amigos, porque estamos ocupados con el trabajo o porque nos olvidamos de nuestras raíces, muchas veces descuidamos a nuestra familia y nos olvidamos de darle el tiempo que merece.

Es por eso que uno de tus propósitos principales para esta navidad, puede ser compartir tiempo de calidad con tu mamá, con tus hermanos, con tus abuelos, con los tíos que casi no ves y con el resto de miembros de tu familia. La vida es demasiado corta y las familias son muy grandes, por lo que nunca sabrás si los volverás a ver o no, es por eso que aprovecha que tienes unos días libres y reaviva el contacto con ellos. Te sentirás bien y estoy seguro que ellos también se pondrán muy felices al saber que quieres pasar tiempo con ellos.

Darle un regalo a tu mamá

Tu mamá es la persona que te trajo a la vida, es quien te ha cuidado a lo largo de todos estos años y quien nunca se ha apartado de tu lado, es quien te ha ayudado en tus días malos y te ha escuchado alabarte en tus días buenos, es quien hagas lo que hagas, nunca te dejará de querer y siempre buscará tu bien. Sin embargo, muchas veces olvidamos estas cosas y empezamos a descuidar a nuestra mamá para irnos de fiesta o para hacer otras cosas.

Es por eso que no crees que un buen propósito para esta navidad debería de ser darle un regalo a tu mamá, como una muestra de agradecimiento a todo lo que ha hecho por ti. No necesita ser nada costoso, ni tampoco nada lujoso, a tu mamá no le importa el precio. Ella se conforma con cualquier cosa que venga de tus manos y que sea dado con amor. 

No dejes pasar esta oportunidad y por favor, esta navidad que darle un presente a tu mamá sea uno de tus propósitos, te aseguramos que el agradecimiento de tu mamá no tendrá precio.

Ayudar al más necesitado

La época del año en donde más dinero se gasta es en navidad, es increíble la cantidad de plata que la gente derrocha para irse de vacaciones, para comprar los últimos gadgets, para comer en lugares finos y para comprar en alcohol durante las épocas navideñas. Lo que nos dice esto no solo es que la gente sí hay dinero, a pesar de que a veces digan que no, sino que también demuestra que no somos lo suficientemente agradecidos por las bendiciones que recibimos durante el año que está a punto de terminar.

Es por eso que que tal si esta vez hacemos algo diferente, si en vez de derrochar dinero en cosas que no necesitamos para impresionar a gente que no le importamos, utilizamos un poco de ese dinero para ayudar a quien más lo necesita. Por ejemplo, para llevar comida  ala gente que vemos e ignoramos todos los días en la calle, para llevar ropa y cobijas a la gente que pasará en un albergue muriéndose de frío la navidad o para invitar a una persona de escasos recursos a pasar esta fecha con nosotros.

Haciendo esto, estoy seguro que te sentirás muy bien contigo mismo porque sentirás que estás haciendo algo por la sociedad y al mismo tiempo, estarás agradeciendo a la vida por todas las bendiciones que te ha dado. ¿Excelente, no?

Hacer un recuento

Cada vez que un año está finalizando es bueno disfrutar de los momentos, de las fiestas y de la alegría de compartir en familia y amigos que eso implica, pero al mismo tiempo esta también debería de ser la oportunidad para que nos tomemos un momento para estar solos, analizar nuestros actos y nuestras decisiones del último año para así poder hacer un balance de las cosas positivas y por supuesto, de las negativas.

Porque así como deberíamos de estar agradecidos por nuestras cosas buenas también deberíamos de ser capaces de reconocer nuestras cosas malas para que al mismo tiempo seamos capaces de corregirlas. El primer paso es ver lo que hicimos mal, tratar de encontrar las razones por las cuáles actuamos de esa manera y después tratar de encontrarles una solución.

Recuerda, nuestro objetivo cada año durante las fiestas navideñas debería de ser, ser mejores de lo que fuimos en el último año, continuar mejorando y aprendiendo más y más cosas.

Disfrutar de cualquiera que sea tu situación

Aunque para la mayoría de personas esta época representa una etapa de alegría y felicidad, para muchas personas también significa tristeza y soledad. Es posible que esta sea la primera navidad que vas a pasar sin tu padre, también es probable que pasarás esta fecha alejado de tus hijos por alguna u otra razón y quizás suceda que, estás viviendo solo o en un lugar en donde no conoces a nadie y por lo tanto tendrás que esperar al campanazo de las doce de la noche, por tu propia cuenta.

También es posible que mientras ves a muchas personas en la cache con grandes bolsas de regalos y derrochando dinero como si fuera el fin del mundo te ponga triste y te cause decepción, ya que es probable que tú todavía no encuentres trabajo o que recientemente te hayan despedido de tu empleo y te veas perdido y sin rumbo en la vida o en el ambiente laboral.

Cualquiera que sea tu situación, es importante que entiendas que esta es una época que nos puede servir para olvidar todas las cosas malas y enfocarnos únicamente en las buenas, no dejes que el pesimismo te gane la batalla y en cambio permite que la felicidad y alegría te inunde. No te sientas mal si ves a alguien con algo que tú no tienes, en cambio, dirige una oración bendiciendo la vida de esas personas y rezando para que la próxima, seas tu quien pueda ir a cenar a ese restaurante tan fino.

Mensajes de Navidad


Esperamos que hayas entendido el mensaje principal para esta navidad, que tus propósitos cambien y mejoren año con año, este es solo un pequeño mensaje de navidad que te quisimos dar y que esperamos te pueda ayudar a disfrutar mejor de estos momentos. Si te gustó no dudes en compartirlo con tus seres queridos y si tienes alguna sugerencia de qué más podríamos hacer, siéntente libre de dejarnos tu opinión en comentarios

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!
cartas de navidad, mensajes de navidad

Lo bonito de la navidad es que te da la oportunidad perfecta para ser sincero y ponerte cursi por lo menos un rato, sin que nadie se burle de ti y sin demostrar que también tienes sentimientos y que detrás de ese caparazón hay una persona que en verdad quiere y no puede vivir sin sus amigos, es por eso que en esta ocasión aprovecharé para dedicarte esta carta de navidad a ti, mi mejor amiga.

El año está a punto de terminar y si me pongo a pensar en todos los buenos momentos que pasé, en todas las veces que me divertí y en las ocasiones que terminé exhausto de tanto reírme; me doy cuenta que en todas esas veces estaba contigo. Porque no solo eres la persona que me apoya en momentos difíciles, que me dice la verdad cuando necesito oírla, que me acompaña cuando todos los demás me dejaron solo; sino que también eres con quien puedo divertirme y olvidar todos los problemas que me rodean por un rato.

A pesar de que a veces no te valore lo suficiente y que no te conteste rápido y que a veces te plante para salir con otras personas, siempre estás allí, dispuesta a escucharme cuando todos los demás me dejan solo. Dispuesta a tenderme una mano cuando estoy caído y caminar sobre fuego a mi lado, si es lo que me toca hacer. 

Disculpa por tener que esperar hasta navidad para decírtelo, pero sabes bien que no soy bueno expresando mis sentimientos y me cuesta mucho encontrar las palabras adecuadas para estos momentos. Pero bueno, gracias porque sin que te lo diga tú sabes que te quiero y aunque a veces no lo parezca, daría la vida por ti y si alguien te hace daño sabes que lo mataría. Porque eres mi mejor amiga, mi confidente, la razón por la que se inventó la amistad.

En estos días de felicidad y alegría, te deseo una feliz navidad, gracias por hacer estos días de fiesta un poco más alegres para mí. Sinceramente, tu amigo, el que no te lo dice, pero te quiere y siempre te querrá a su lado.



Querido vecino, aunque debido a nuestros horarios tan ocupados y nuestras vidas tan ajetreadas no hayamos tenido tiempo para socializar, hablar y comentar respecto a nuestras vidas, eso no quiere decir que no podamos llevarnos bien y que en estos días de reflexión no podamos escribirnos.


Es por eso que te hago esta carta, deseándote que pases una Feliz Navidad y un próspero año nuevo, siempre acompañado de tus seres queridos y de las personas que amas. Aunque no nos veamos todos los días y solo hablemos de vez en cuando, puedes contar conmigo para lo que sea que necesites.

Mi puerta siempre estará abierta, que pases unas felices fiestas y que el año que venga traiga más bendiciones a tu vida.
Querido hermanito, los años han pasado pero no hay un solo día que no recuerde las cosas que solíamos pasar juntos, desde que éramos bebes bajo el cuidado de nuestra madre hasta que fuimos al colegio por primera vez o la primera vez que tuvimos práctica de fútbol.

Todas esas son cosas que ahora que ya no estás, valoro más y me doy cuenta de que cuando pasaron nunca imaginé que un día serían únicamente recuerdos. Quizás por la época navideña me puse un poco sentimental y te estoy diciendo esto, quizás porque extraño que ya no estemos juntos y que nos divirtamos como solo tú y yo sabíamos hacerlos, de cualquier manera, quiero que sepas que...

Esta navidad estaré un poco triste porque no estarás aquí conmigo compartiendo y creando momentos únicos, recuerdo como si hubiera sido ayer cuando lo más emocionante de estas fechas era hacer travesuras alrededor de toda la casa, mientras esperábamos que fuera la media noche para comer y abrir los regalos.

Mi mejor regalo hubiera sido que tú estuvieras aquí conmigo, pero sé que por razones de fuerza mayor no podrá ser así. De cualquier manera, recuerda siempre que te tendré presente en mi mente, que a tu lado pasé mis mejores navidades y que aunque nos separe la distancia, nos unirá la sangre.

Te quiero hermano, saludos a la familia.

mensajes de  navidad para tu hermano

mensajes de navidad para tu esposa



Mi amor, la felicidad que emana la Navidad me hace recordarme que decidir pasar el resto de mi vida a tu lado es la segunda mejor cosa que me ha pasado, la primera es que me hayas dicho que sí.

Aunque son pocos años los que llevamos juntos, son muchas alegrías y aventuras las que hemos vivido y aunque te amo como no tienes idea, en estos días de fiestas te amo todavía un poco más porque navidad no sería lo mismo sin ti, porque los regalos no tienen sentido si no vienen de tus manos y la comida no sabe tan sabrosa si no la preparas tú.

Un año más culminará y puedo decir que será el año más feliz de mi vida porque lo pasé a tu lado y estoy seguro que mientras estemos juntos, cada año será mejor y mejor. Porque te amo y me amas y eso eso es lo único que quiero oír esta navidad.

Gracias por ser parte de mi vida, gracias por permitirme ser parte de la tuya, gracias por ser mi mejor regalo, gracias por dejarme ser tuyo.
mensajes de navidad, feliz navidad, cartas de navidad


Amiga mía, cuando nos conocimos nunca imaginé lo importante que te volverías para mí y como con el paso del tiempo nos volveríamos tan unidas que más que mi mejor amiga, ahora eres mi hermana del alma.

Aunque siempre te digo que te quiero, en esta fecha también quiero que sepas que eres muy importante para mí, que desde que te conocí te volviste una parte fundamental dentro de mi vida y que mis días no serían tan alegres sin tus tonterías y tus chistes.

Esta navidad no pido nada más que nuestra amistad siga creciendo y que a pesar de lo que pueda pasar en los años venideros nos mantengamos tan unidas y fuertes como siempre, porque has estado conmigo en las buenas y en las malas y eso es algo invaluable.

¡Feliz Navidad amiga mía! 


mensajes de navidad, cartas de navidad


Lo más bonito de la vida no es las cosas que puedes comprar, los lugares que puedes visitar, las cosas que puedes lograr o las locuras que puedas hacer. Lo verdaderamente bonito de la vida es estar acompañado de alguien a quien aprecias cuando hagas todas estas cosas.

Y tú, querido amigo, has sido mi compañero fiel en todas mis aventuras durante todo el año y aunque nunca lo digo seguido en esta ocasión quiero que sepas que nunca habría podido divertirme tanto si no hubieras estado a mi lado, que tus chistes malos y tus bromas pesadas aunque a veces me molestan, son de las mejores cosas de nuestras salidas.

Feliz navidad y próspero año nuevo ¡mejor amigo!, nunca cambies y que el próximo año nos traiga más historias que contar.